Cádiz, 88 | 46006 València

¿Cómo protejo mi MacBook en climas cálidos?

Cuando hace calor, los ordenadores tienden a sufrir por su dificultad en la refrigeración al tener un espacio muy reducido para la eliminación del aire caliente. Todos los ordenadores Apple cumplen con los estándares de seguridad nacional e internacional sobre límites de temperatura, pero con un uso intensivo en climas cálidos, tu MacBook puede sobrecalentarse y desgastarse prematuramente. Veamos qué indicios nos deben alertar y cuáles son las mejores prácticas para proteger tu MacBook en caso de altas temperaturas.
evitar el sobrecalentamiento de tu MacBook

Las señales que deberían alertarte:

Tu MacBook se calienta, hasta el punto de no poder mantener la mano en la zona.

El ventilador tiene un exceso de velocidad, se activa muy a menudo, incluso para tareas menores. En ocasiones podemos encontrarnos que el equipo se apaga de repente y al volver a encenderlo se vuelve a apagar aún más pronto.

El monitor de actividad (Aplicaciones > Utilidades) indica que la operación “kernel_task”, destinada a regular la temperatura de tu ordenador (entre otras cosas), está ocupando el 100% o más del procesador. Este proceso reduce la potencia del procesador para enfriarlo y de hecho disminuye su rendimiento para otras tareas. “kernel_task” no es el problema, sino la reacción del sistema operativo para combatir el exceso de temperatura debido a una refrigeración deficiente o a que otro proceso está sobre utilizando el procesador, generando ese exceso de temperatura.

Nuestros consejos para evitar el sobrecalentamiento de tu MacBook en Verano

1. Asegúrate de que todo el software y los programas internos de su Mac estén actualizados.

2. Utiliza tu MacBook en un lugar donde la temperatura esté entre 10° C y 35° C.

3. En climas muy calurosos, nunca dejes tu ordenador en un coche, ya que la temperatura interior puede superar rápidamente los 35° C.

4. En caso de uso en exteriores, coloca tu dispositivo a la sombra para enfriarlo y mantener una temperatura adecuada.

5. Comprueba que las aberturas de ventilación no estén bloqueadas.

6. Asegúrate de utilizar solo adaptadores de corriente de Apple.

7. Por último, puede resultar útil restablecer el controlador de gestión del sistema (SMC) en tu Mac.

¿Qué hacer si tu MacBook se sobrecalienta?

Si tu MacBook se sobrecalienta a pesar de que no está utilizando programas pesados que requieran cálculos intensivos, o si encuentras que los ventiladores giran de manera anormal y durante mucho tiempo, te recomendamos que abras el monitor de actividad (Aplicaciones > Utilidades) para verificar el estado de tu MacBook. Puede suceder que algún proceso se ejecute constantemente al 100%, en este caso, cierra el programa en cuestión. El software que usa procesadores gráficos (edición de video HD, juegos…), tienden a consumir muchos recursos y causar excesos de temperatura, sobre todo si la refrigeración no es óptima.

Limpia las rejillas de ventilación de tu ordenador, el polvo suele ser causa de sobrecalentamiento. Para hacer esto, usa un bote con aire a presión en todas las rejillas de ventilación situadas en la bisagra entre la pantalla y el teclado. En ocasiones, si la cantidad de polvo es mucha, pueden formarse aglomeraciones suficientemente grandes como para que acaben dentro del ventilador y lo frenen o lo paren completamente, por lo que si hay mucho polvo es recomendable que un profesional lo limpie desde dentro.

Puede suceder que el sobrecalentamiento se deba a la falta o a la degradación de la pasta térmica en el procesador. En este caso, nunca añadas pasta térmica tú mismo, confía esta operación a un profesional especializado en ordenadores Mac, ya que un manejo inadecuado podría dañar algunos componentes de tu MacBook.

Comprueba los programas que se auto ejecutan en el inicio de tu usuario: esto reduce la carga de trabajo del procesador y, por lo tanto, ayuda a reducir su temperatura.

¿Son fiables las aplicaciones de medición de temperatura de terceros?

Las aplicaciones de terceros leen la temperatura de los sensores internos que tiene el MacBook. Esto puede ser útil para identificar qué componente es el que está sufriendo más el sobrecalentamiento. En ocasiones estos programas también tienen la posibilidad de alterar el funcionamiento de los ventiladores, lo que es una idea muy mala si no se tiene la experiencia necesaria, ya que podría aumentar el problema de sobrecalentamiento en el MacBook. Como información está bien el uso de software de terceros, pero si notas alguna anomalía relacionada con la temperatura de tu MacBook, te recomendamos que nos llames y le echaremos un vistazo.

Dejar un comentario

Call Now Button